Los indios charrúas fueron una tribu que habito principalmente los territorios de la mitad sur del actual Uruguay.

Eran nómadas por naturaleza, vivían en grupos pequeños y se alimentaban principalmente de los animales salvajes que cazaban tales como carpinchos, ñandúes, venados, mulitas, tatúes, nutrias, etc. También aprovechaban las carnes de otros animales como patos, martinetas, perdices y muchos más.

En sus campamentos el fuego estaba siempre encendido, principalmente para cocinar sus presas y atemperar los días y noches de frio.

Esa relación con el fuego fue luego recogida por los gauchos que hasta hoy habitan nuestras praderas y así nos llegó hasta hoy, donde incluso en la capital Montevideo no es extraño ver durante el verano en sus amplias veredas ajardinadas, familias o grupos de amigos reunidos alrededor de un fuego improvisado y unas piezas de carne para compartir mientras disfrutan de unos mates y se entregan a interminables conversaciones…